lunes, 29 de junio de 2009

PIC-NIC (32º Capítulo)

El pic- nic resultó mejor de lo que esperábamos, hubo mucha música, muchas risas y anécdotas por demás y tal fue la diversión que duró hasta el amanecer del día siguiente.
No faltó nadie, estábamos los más antiguos de esta travesía y también fue gente que recién comenzaba a transitar por debajo de esta mesa.
Nos sentamos en una especie de sala de conferencia y nos presentamos de a uno ante el resto y hablamos de los motivos por los cuales estábamos ahí (debo admitir que el principio de la velada perfilaba parecerse a un grupo de autoayuda y me dio un poco de miedo, pero con el correr de las horas se transformó en un encuentro magnífico y digno de ser repetido)
Solo hubo una persona, entre todos, que llamó poderosamente mi atención (no se si la del resto de la gente)
Era una mujer de aproximadamente 25 o 30 años de edad, tenía la mirada más triste que jamás había visto en mi vida, su rostro estaba bien pálido y creo no haberla escuchado hablar.. (o quizás cuando ella hablaba, todos los demás, inclusive yo, la tapábamos con nuestras voces y por eso creo no haberla escuchado… no se).
Se limitó a observarnos a cada uno de nosotros y cada vez que yo la miraba ella sostenía su mirada con la mía... y eso me incomodaba un poco.
Ella permaneció sentada siempre en el mismo lugar (justo enfrente mío) y esquivaba las miradas de todos los comensales.
Intenté imaginar cuál sería el motivo de esa mirada, pero en verdad no se si no busqué demasiado una posible respuesta o no quise hacerlo…
No pude sacar ninguna conclusión y hasta en un momento dado me dije: ¿Por qué no dejas de jugar al detective de una buena vez y te divertís un poco?
Y creo que me hice caso porque, acto seguido, estaba yo cantando una hermosa canción de pic-nic.
En verdad fue una experiencia muy buena, nos divertimos, no hubo conflictos de ningún tipo, a pesar de que ‘aquel buen hombre’ fue y cambió soberanamente su actitud…
Ahora estamos pensando en organizar algún otro evento, que se yo, salieron ideas como por ejemplo hacer una quermese sin fines de lucro, una fiesta de disfraces de utensilios de cocina o una maratón en ojotas… estamos viendo… creo que la idea en sí es seguir comunicados y no dejar que nuestra búsqueda,(sea cual fuera) se apodere de todos nuestro tiempo y nos deje aislados de la sociedad que habita este sub-mundo…

Lo raro de esto es que no volví a ver a la mujer en la fiesta, por más que la busqué, no logré encontrarla hasta cinco minutos antes de emprender la retirada, cuando nuevamente nos sentamos para despedirnos los unos de los otros y otra vez ella estaba enfrente mío, así, con su mirada triste, con su pálida cara, sin emitir sonido alguno....


PD: Aprendí que esta búsqueda no se trataba solo de mi ‘eso’… hoy encontré miles de cosas al costado del camino que me hacen sonreír a cada instante… y no hay palabras para describirlo… de todas maneras a mi ‘eso’ aún lo busco, pero por sobre todas las cosas… Lo espero!




No me queda bien
Estar fingiendo

Aquí parado cualquier
Línea me deja bien.


A veces sin rumbo
Cola de amor

Voy a buscarte
Espero aquí o me voy.


Miran otros ojos alrededor

No creo que alguien
Pueda robarme
Este amor.


Más de diez años

Más que los vientos ,más un dolor

No creo que alguien
Pueda robarme este amor.


Para poder seguir

Tengo que empezar todo de nuevo

Un canto libre
Para la luna y para vos.


En una orilla

Todos los días descansarán

Y con un sueño en un lugar

Y con un sueño en un lugar

Y con un sueño en un lugar

Te espero!!!!!!!!!!!

GRACIAS MANGA POR TAN MARAVILLOSA PINTURA!!!!!!!!!!

lunes, 13 de abril de 2009

Contra (31º Capítulo)

Bueno, parece que la gente ya se puso de acuerdo y el pic- nic se va a realizar el próximo domingo, así nadie tiene problemas con los horarios del laburo, de los médicos, de los mandados, de nadaaaa.
Tuvimos una serie de problemas con la música (nuevamente), es que hay un tipo acá, que no hay nada que le venga bien, primero protestaba por el lugar en que se iba a realizar, después dijo que él no quería llevar bebida, y ahora se puso a escuchar los compilados que hicimos y a leer los títulos de las canciones que íbamos a cantar y a todas le encuentra algo…
Por ejemplo, una de las que pusimos sin dudar en la lista de Hitazos, fue ‘Mañanas campestres’ y bueno, este tipo empezó a decirnos que ese tema era una bazofia, que si le prestábamos atención a la letra nos íbamos a dar cuenta que era una porquería, y así medio burlándose dijo: ‘Corramos al bosque a preguntarle a un nogal si es verdad que llueven rosas de cristal, si la luna se ha ido a pasear’…
-Se dan cuenta???? Este hombre estaba ‘Endrogrado’ cuando escribió esta canción, que cuernos le va a contestar un nogal? Rosas de cristal… haberse visto… que idiotez más grande!!!! Y que la luna se fue a pasear… si, claro, díganle que se tomo el bondi en constitución…. En fin, lo que yo quiero comentarles es que si nosotros la cantamos, quiere decir que estamos apoyando ese estado de estupidez…. Y ya estamos grandes para eso…
Obviamente que todos nosotros mirábamos con nuestra mejor cara de Poker y escuchábamos atónitos la sarta de idioteces que decía este ‘buen hombre’….
Al cabo de unos minutos, uno de nosotros reaccionó y le dijo: Oiga hombre, por qué no se deja de tanta pavada y hace algo un poco más productivo??? Esas canciones las vamos a cantar porque nos gustan, porque marcaron algo en nuestras vidas, y en verdad no nos importa si a usted le caen bien o mal… y acto seguido, ‘el buen hombre’ pegó media vuelta y desapareció…. Quizás en verdad se fue a hacer algo productivo con su vida…

Me irrita la gente que pone palos en las ruedas, que siempre le busca el pelo al huevo, la quinta pata al gato o cualquier otra frase que englobe esta situación… me irrita demasiado…
La cosa acá no es ver en que se inspiraban nuestro queridos músicos y compositores a la hora de hacer sus canciones, sino, tratar de pasar un momento agradable, conocernos entre los que recorremos este sub-mundo y nada más…
Que tanto análisis de temas!!! Si al fin y al cabo no van a hacer a la esencia…
Esperemos que este ‘buen hombre’ no se presente el día del pic- nic, no vaya a ser que por un miserable comentario que haga termine arruinando todo, o bueno, que se yo, si quiere ir que vaya, pero que se abstenga de hacer comentarios sin sentido… después de todo, la cosa no es prohibirle a nadie la concurrencia, sino más bien que todos estemos ahí no?


PD: hace días que no busco a mi eso… semanas, o meses quizás, pero últimamente me pasa algo que creí que solo era un dicho, siento que está más que cerca…. Será verdad que cuando uno deja de buscar encuentra???

viernes, 6 de febrero de 2009

V de... (30º Capítulo)

Me cansa que la gente no se ponga de acuerdo… ‘que a esa hora tengo que hacer los mandados, que a ese día tengo que ir al dentista, que a esa hora llego cansado de trabajar…’ pero joder!! Tanto cuesta ponerse de acuerdo?? Yo ya no digo más nada, ya sugerí muchos días y horarios, pero siempre hay un pero, así que, que el pic nic sea cuando tenga que ser… en verdad no se ni para que me aprendí las canciones y busqué el mantelito a cuadros…
En fin, como nadie se pone de acuerdo, ahora me hago la que poco me interesa el pic- nic y estoy dale que va dando mis volteretas… como para que vean que estoy bien ocupada en otra cosa… pero en verdad, cada vez que paso por donde están reunidos, miro desde el rabillo del ojo para ver si alguien está organizando algo…

Hace unos días mientras estaba hablando con una amiga (bastante loca ella, pero linda…) nos mandamos una bien grande…
Jojojo, sabíamos que estaba muy mal lo que estábamos haciendo, pero bueno, dicen que la curiosidad mató al gato, así que, como gatos no somos, nos quedamos tranquilas y curioseamos algunas cosillas fuera de la ley…
Mama miaaa, las cosas que nos enteramos!!!!!! Desorbitadas las dos quedamos a medida que los escritos se nos aparecían ante los ojos… en verdad ya algo sospechábamos, pero una cosa es sospechar y otra muy diferente verificar que era cierto…
Repito, se que está muy mal lo que hicimos… pero como nos reimos!!!!
La cosa es que encontramos a un descarado conocido, muy descarado el pobre… una especie de Don Juan de feria… y bueno poco a poco nos estamos encargando de desenmascararlo y de la manera más placentera… con la venganza misma!!! Jojojo, me leo y no me reconozco…
Esta amiga mía se las trae!!! Si no fuera por ella, con lo miedosa y cobarde que soy yo, seguramente todo hubiese quedado en la nada, pero bueno, le comenté lo que había encontrado y con un simple: pero nena que esperas para verlo!!!! Te ahorcaría!!! Que lentas que estas!!! Me convenció y juntas emprendimos este pequeño gran plan guerrero… esta hermosa tragicomedia….
Así que ella se encarga de la parte actoral (ya que le sobra pasta para eso) y yo de la logística…. O algo por el estilo… y que bien que nos está yendo!!!!!!!!!!!!!!
Quizás, luego pueda hablar libremente sobre esta tragicomedia, pero por ahora hay que mantenerlo así, medio escondido, como para no levantar sospechas vio….
Como ella bien dijo, somos compañeras de la causa perdida… pero ahora encontrada!!!!
Vengadora amiga mía… como me haces reír!!!!
Hoy esto te lo escribo a vos, porque cada vez que hablamos me haces reír hasta las costillas, porque hiciste que mi tristeza se convierta de a poco en una hermosa sonrisa, porque me diste ese empuje para verle a lo que me pasó el lado positivo, porque siempre tenés tiempo para escucharme y porque simplemente me haces ver lo hermosa que es la vida con personas como vos cerca!!!
Vengadora amiga mía… brindo por eso!!!!!!!!!!!!!
Se que no está bien vengarse de nadie… pero si es con humor… qué más da!!!!! Nadie saldrá herido, y eso es lo importante no???

…Ahora alquilas el amor
Te excitaban otras cosas
Ibas a cambiar el mundo,
Y no cambiaste nada.

Hay que remar igual en subida
Que en la bajada,
Lo mismo es errarle a la salida
Que a la llegada.

martes, 30 de diciembre de 2008

martes, 2 de diciembre de 2008

PERDIDA (29º Capítulo)

Al final el pic-nic lo vamos a hacer debajo de la mesa, pero no en el medio del camino, sino en un costadito, como para no estorbar a los que no quieren venir a compartir con nosotros...
Ya resolvimos el tema de la comida y la bebida, a las mujeres nos tocó la comida...
Yo encontré un mantelito a cuadros hermoso que nos va a venir super bien y ya practiqué unos cuantos temas en la guitarra.
Así que como verán, todo marcha de diez, solo nos resta coincidir el día y la hora.
Mis vueltas carnero van geniales, sin sobresaltos, creo que ya me lo estoy tomando como una rutina de ejercicio más que como una búsqueda, es que todo esto del pic- nic, me tiene muy ocupada como para andar persiguiendo a mi ‘eso’, así que lo dejo que fluya.

Hoy me enteré que hace tiempo perdí una parte de mí. Casi sin quererlo me enteré, y lo que más me dolió es que yo era la única que no lo sabía y por más que me juraron que me lo habían dicho, yo se que no fue así... porque: cómo no voy a recordar yo, que perdí una parte de mi??? O sea, no es que perdí 2 pesos, o perdí un arito, o una prenda de vestir.... lo que perdí es algo que me perteneció desde siempre y que yo creía que estaba ahí... sin embargo ya no está... cómo no voy a recordar eso?????
Y, como hago siempre, cuando las cosas me toman por sorpresa y me nublan el alma, y me empañan la vista, preferí callar... pero callar literalmente... creo que hoy pasé más de 4 horas sin emitir sonido alguno, con esto en mi cabeza... (Aún sigue mi silencio)
Se que no soy clara con lo que estoy escribiendo, pero así pasó.
Desde el momento en que me enteré, solo indagué un poco más sobre el hecho y luego guardé silencio... y por más que me decían que hablara y dijera lo que pensaba... seguí en silencio...
No estoy triste por saber que perdí eso, ya que según dicen, no va a modificar mucho mi vida,(odio los dichos) pero si estoy triste porque me lo ocultaron todo este tiempo (por más que ahora me digan que ellos creían que yo ya lo sabía)
No me gusta que me oculten las cosas, y menos si las cosas que me ocultan tiene que ver con mi vida, yo no pido saber nada de más de la gente, solo quiero saber todo sobre mi... me parece que es justo.
A veces las personas que nos quieren y no nos quieren ver sufrir, optan por esconder algunas realidades, pensando que nos están haciendo un favor, y hasta quizás, piensan que luego, a su debido tiempo, nos van a contar esas cosas, ya cuando las heridas estén bien cerradas, pero es ahí en donde se arma el lío y se confunde todo, después pasa esto del ‘yo te lo dije, y vos no te acordás’.... Vuelvo a repetir... como coño no me voy a acordar yo, que perdí una parte de mi??????????

Hoy me acuesto con un pequeño vacío, hoy siento un pequeño hueco, hoy empiezo a hacer un pequeño duelo...

Mientras escribía esto, casi de fondo, como sonorizando mi silencio, escuchaba esta canción...





Dichos (Pampa Yacuza)

Dicen que nada es eterno,
no hay mal que dure cien años,
que lo bueno dura un rato
y que el camino hay que hacerlo.
Dicen que el mundo es pañuelo,
y que llorar no es de hombre
entonces ¿a dónde se esconden
estas lagrimas de duelo?
Que a la suerte hay que ayudarla,
que hay seguir aunque duela,
que seguro esta entre rejas
y no pierdan la esperanza.
Mientras sentí que salvabas
me condenaste a tu cuerpo,
y puede ser que este cuento
al final quede en la nada.
Que la familia es primero
y yo que no creo más nada
con la mirada nublada
entre a pedirte consejos
Tantos dichos y en silencio,
el pensamiento ametralla
la procesión va por dentro
mientras te llueven las balas
Tantos refranes al viento,
hacen nombrar las campanas
tal vez ahora sea el tiempo
de definir la jugada.

viernes, 14 de noviembre de 2008

DIENTES (28º Capítulo)

Hoy vamos a terminar de organizar el pic-nic, quedan por ver unos pocos puntos y listo, ya después de eso estaremos preparados para tan hermoso acontecimiento…
Se armó un poco de lío porque yo había hecho un compilado de hitazos, pero a una de las personas que gira en este sub-mundo, no le gustó mucho la idea de que no estuviera en el cd ‘Canción para mi muerte’… yo le dije que esa no la había puesto porque era mejor que la cantemos en vivo, con la guitarra y alrededor del fuego… y bueno, después se convenció un poco, y ya el tema de la música está listo…
Ahora tenemos que ver en donde hacemos el pic-nic, porque primeramente habíamos pensado en hacerlo en el parque, pero con esto de que el parque depende de cómo estemos nosotros de ánimo, no queremos que si alguno anda medio bajoneado, le llueva o le haga frío toda la velada….
Así que ese es el punto que nos queda por aclarar, o mejor dicho por resolver… en dónde coño hacemos el pic-nic? Bueno, veremos que pasa, quizas nos animemos y todos salgamos al mundo real y nos juntemos en una plaza o quizás lo hagamos ahí nomás en el medio de nuestras pistas de andanzas….veremos…
Con todo esto en la cabeza, ya mucho no me preocupo por perseguir a mi ‘eso’, como ya les dije, se que está por ahí, pero bueno, es mejor darle el tiempo que necesita para que solo se deje encontrar… por el momento estoy bajando a este sub-mundo para organizar el pic-nic y claro, también doy unas volteretas como para no perder la costumbre…

Hace como dos semanas que sueño que se me caen los dientes, o sea, no es que haya soñado todos los días durante dos semanas eso, sino que en dos semanas ya soñé 3 veces con lo mismo, las primeras dos veces yo notaba como me quedaba sin comedor, así de repente nomás… sin dolor ni nada, solo sentía como mi boca se llenaba de dientes sueltos y luego de un rato, sin ver a dónde habían ido a parar esos dientes, pasaba mi lengua por mis encías desnudas…
En cambio la tercera vez fue diferente, yo sentía que una muela se me rompía primero y luego se me caía… y esa sí que la veía porque caía en mi mano…
Lógicamente, ya cansada de soñar tantas veces con lo mismo, me metí en Internet a investigar de que se trataba esto y vaya sorpresa que me llevé cuando leí que la caída de los dientes representaban tantas cosas… por ejemplo decía: 'Ante cualquier sueño relacionado con los dientes debemos plantearnos en primer lugar visitar al dentista ya que dicho sueño podría anticiparnos sobre un daño real en algún diente, como una caries', pero mis dientes no me dolían, y caries no había, asi que no le di mucho bolilla… luego leí : ‘Caída de dientes, muerte de parientes’ Aiiijuuunaaaaa- pensé yo, y ahora quién va a estirar la pata??? Pero después seguí leyendo y decía que 'Soñar con la caída de los dientes representaba la inseguridad que sentíamos en nuestras vidas, puesto que los dientes era como que constituían una casa y la caída de cada diente significaba la inseguridad económica, social', y no se que cantidad de cosas más… después decía que 'Significaba la llegada de algún niño…0 el temor a un parto dificil' y así, infinidad de cosas…

Conclusión, no me sacó mis dudas, y solo logró sugestionarme aún más, ya que ahora me la paso preguntándole a mi familia si se siente bien, si les duele algo… también empecé a ahorrar moneditas, como para que la inseguridad económica me deje sin poder comprarme los puchos, y empecé a caminar más erguida por la calle, que se yo… para hacer ver que no soy nada insegura???? Y ante la duda de las dudas, ahora me voy a mantener bien lejos de los hombres, no vaya a ser que por solo una mirada o un roce sin intenciones de nada, quede yo a la espera de la llegada de un niño….
Después, ya más avispada en el tema, me fui a una fuente más segura (mi Psicólogo), le comenté el problemilla este de los dientes… y bué, una cosa llevó a la otra y resultó que al final nos colgamos hablando de otro tema y no llegué tampoco a ninguna conlusión sobre la caía de los dientes…

Aún no entiendo por que tengo que recordar al pie de la letra mis sueños… joder!!

PD: esto fue escrito hace ya unas semanas… debo destacar que el 31 de noviembre mientras a mi me agarró una pulpitis en un diente y sufrí como una condenada porque me tuvieron que sacar el nervio sin anestesia (¬¬) a esa misma hora a mi hermana la internaban para hacerle una cesárea de urgencia porque había complicaciones con el parto (la beba y mi hermana se encuentran bien, hermosas y radiantes)
Casualidad???

Resuenan en mi mente:
‘Dicho sueño podría anticiparnos sobre un daño real en algún diente’
‘La llegada de algún niño…0 el temor a un parto difícil’

lunes, 3 de noviembre de 2008

EMPUJE (27º Capítulo)

Giros, dar media vuelta y ver que pasa allá afuera…

Esta canción me acompañó hoy en mis volteretas, a medida que iba avanzando la iba repitiendo una y otra vez, ante la mirada de mis compatriotas…
El pic-nic ya está todo organizado, solo falta poner la fecha… yo hice una compilación de varios temas y voy a llevar mi saxo y mi guitarra… supongo que algo lindo va a surgir de esto.
Mi ‘eso’ está por acá… lo presiento, y cada vez lo siento más cerca, pero no me apresuro en correrlo, solo voy dando vueltas sin prisa y con calma, se que en el momento indicado me voy a topar cara a cara con él y ahí veremos que pasa…

Esta mañana me sucedió algo camino al trabajo, nada raro, solo que por una maldita obsesión que estoy teniendo últimamente, todo lo que me ocurre lo asocio con cosas de mi vida y me hago un matete terrible en la cabeza
Yo viajo en colectivo para ir a trabajar, tengo 1 hora de viaje aproximadamente, a veces 1 hora y media, según como vaya de lleno el colectivo…es que a veces sólo nos faltan las gallinas y somos ‘Los Campanelli’. Así de agradable es el viaje… aunque en verdad no la paso tan mal, porque como hace 9 años que viajo en el mismo colectivo, ya mas o menos nos vamos conociendo todos, o mejor dicho, la mayoría, y bueno, tal es así, que los choferes (cuando no mandan a uno nuevo y me deja ventilando el boleto en la parada ¬¬) suelen hacernos el viaje bien ameno convidándonos con mates y hasta a veces con alguna golosina…
El otro día estaba sentada (creo que es la 4º vez en lo que va del año que puedo sentarme, es que, aunque yo viajo con mi boleto y mi número de asiento, cada vez que me subo mi lugar está ocupado por alguna persona mayor o por alguna mujer embarazada o con algún niño en brazos... esa es la suerte que tengo…), en fin, ese día yo viajaba sentada en el segundo asiento del colectivo, e iba medio abstraída de la realidad, escuchando un poco de música y mirando sin ver a las personas que había ahí adentro…
Casi llegando a destino, una señora se levantó para bajar en una de las tantas paradas que hace el micro, y cuando la veo delante mío, noto que el cierre de su pollera estaba bajo, pero bien bajo, al punto que se distinguía perfectamente su bombachón con flores amarillas… pensé en avisarle, y así como pensé en eso, también empecé a imaginar sus posibles respuestas ante mi aviso… Por ejemplo imaginé que si yo le decía que tenía el cierre bajo, la señora me miraría como diciendo, ‘Y esta que me mira el trasero??’… o quizás creería que le estaba haciendo una broma, o tal vez le haría pasar mucha vergüenza dejándola en evidencia ante el resto de los pasajeros….
En verdad, no sabía bien que hacer, si decirle y al hacerlo se muera de la vergüenza, o dejarla así como estaba, total todos la veíamos pero ello ni se enteraba…. que dilema… la cosa es que de tanto pensar en que hacer, cuando tomé la decisión de tocarle suavemente el brazo y muy sigilosamente hacerle un leve movimiento con la cabeza para advertirle lo que estaba sucediendo, la señora ya se había bajado…
Ahora bien, después de lo sucedido, me puse a pensar en como afectaba esto a mi vida, o sea, imagínense que no pude tomar una decisión bien simple, como era advertirle o no a una persona que tenía un cierre bajo, que puedo esperar de mi???
Que se yo, últimamente me cuesta horrores tomar una decisión, es que pienso que las decisiones que tomo nunca son las correctas… y en vez de tirarme igual a la pileta, opto por dejarlo pasar… se que esto no me hace nada bien, pero por el momento, así lo hago…
Y pensar que antes solía tomar decisiones en menos de 2 minutos, y no medía consecuencias, simplemente lo hacía y listo… después sacaba mis propias conclusiones de si estaba bien o no lo que había hecho… y ahora ni siquiera le puedo avisar a una mujer que tiene el cierre bajo!!!!!!
Que espanto… Ya no tengo el empuje que solía tener… pero de todas maneras, se que en algún momento va a volver… es solo cuestión de animarse un poco más.

jueves, 23 de octubre de 2008

ELLA (26º Capítulo)

Cada vuelta que doy, más me convenzo de que voy a encontrar ‘eso’.
Hoy estuve un rato largo en este sub-mundo, giré, descansé, observé, y hasta puedo decir que encontré a alguien que me hizo reír hasta las costillas.
Hoy fue una jornada llena de diversión, no solo me dediqué a buscar, sino que pude compartir mi camino con otra gente, a pesar que acá abajo, cada cual está en lo suyo, voy notando que a medida que pasan los días, la gente se va abriendo hacia las otras personas, claro, siempre están los que no les interesa nada, pero esos, por ahora forman parte de la minoría… hasta estamos organizando un pic-nic , con canastas, mantitas, capelinas, sándwichs, gaseosa, guitarras y claro, hitazos como, mañanas campestres, el amor es más fuerte, presente y jugo de tomate frío, entre otros…
Así que como verán, cada día se pone más lindo esto…

Hace un tiempo conocí a una personita muy especial, y cada día que pasa, más especial la encuentro.
Nos conocimos casi por casualidad, jugando, y nos fuimos acercando cada vez más, hasta llegar al punto de poder llamarla con orgullo ‘amiga’
Ella sabe tanto de mi como yo de ella, nos contamos nuestras cosas, nos damos consejos (buenos o malos, pero consejos al fin), nos reímos mucho, nos extrañamos cuando pasamos algunos días si tener noticias la una de la otra, en fin, somos bastante parecidas en la manera de pensar, de actuar, de vivir… solo hay una diferencia entre nosotras… ella tiene la fuerza, el coraje y el valor que a mi me falta.

En mi casa siempre me dicen que yo soy una persona muy fuerte, por el hecho que desde pequeña tuve que afrontar cosas muy duras para la vida de una niña, nunca me quejé de las dolencias que sufrí de niña y si por alguna razón lloraba, mis padres decían que en verdad debía dolerme mucho algo, porque de otra manera era raro que llore, lo mismo me pasó de grande, hace poco mientras estaba trabajando empecé a sentir un dolor muy fuerte en la zona abdominal, los médicos me decían que eran cosas mías, que yo no tenía nada, que deje de quejarme… pero mis padres confiaban en que si mis ojos estaba mojados y mis lágrimas caían, entonces evidentemente algo me dolía y mucho.
Mis padres y mis lágrimas tenían razón, luego de 8 Hs. de observación sin encontrar motivos, me trasladaron a otro hospital en donde terminaron operándome y salvándome de algo que hubiese podido llegar a ser terrible si no actuaban con ‘rapidez’.
Yo, en cambio, no me considero una persona fuerte, ni mucho menos valiente, es en suerte la vida que me tocó vivir, y no me quejo de eso.
Ahora, si hablamos de fuerza muscular, ahí si puedo decir que soy fuerte, ya que si hay que levantar algo pesado, no tengo mayores problemas en hacerlo.
Así que, si antes de conocerla a ella, yo no me consideraba una persona fuerte, ahora menos que menos.
Ella pasó por muchas cosas y en estos últimos meses le tocó afrontar quizás al peor de los monstruos.
Lejos de sentirse con miedo, con tristeza, estuvo hasta el último día, antes de su operación, con un grado de positivismo que realmente yo no lograba entender.
Si a mi me hubiesen dado las probabilidades de vida que le dieron a ella, seguramente hubiese estado muy triste y con pocas ganas de hacer nada… en cambio ella, perecía estar más llena de vida que nunca.
Gracias a dios, todo salió muy bien y luego de un tiempo prudente de recuperación pude volver a hablar con ella, y sentirla con la misma fuerza de siempre… o más.
Hoy, esto está dedicado a vos, y lo que quiero decirte es simplemente ‘Gracias’
Gracias por tu fuerza, por enseñarme que la vida vale la pena vivirla a pleno todos los días, que nunca hay que bajar los brazos, que las cosas que nos hacen mal solo hay que dejarlas a un lado, que si alguien nos hiere, no merece nuestras lágrimas, que afuera el sol siempre es radiante, que vale la pena jugarse por las cosas que uno quiere, que no hay que dejar pasar ni un solo día sin decirle a las personas que nos rodean cuánto las queremos, que lo enojos, rabietas y caprichos que les hacemos a algunas personas es porque realmente las queremos, de otra manera ni nos molestaríamos en enojarnos.
Gracias por brindarte completa hacia mí, por hacerme parte de tu vida, por dejar que te llame amiga y retribuírmelo de la misma manera, por ser tan transparente, tan sabia, tan buena, tan amiga…
Gracias por estirar tu mano cuando más la necesité, por contagiarme tu alegría, por el apoyo incondicional que me diste, por tus consejos, por tus palabras que siempre fueron de aliento, por decirme siempre la verdad aún sabiendo que podía lastimarme.
Gracias por demostrarme que aún existen personas por las cuales vale el alma y la vida.
Alguna vez va a llegar ese abrazo que nos debemos, no lo dudo…
Niña hermosa, agradezco día a día haberte conocido y poder aprender de vos tantas cosas valiosas.-

Woman I can hardly express
My mixed emotions at my thoughtlessness
After all I'm forever in your debt
And woman I will try to express
My inner feelings and thankfulness
For showing me the meaning of success

miércoles, 15 de octubre de 2008

MENTIRAS (25º Capítulo)

Sol radiante, cielo transparente, aire fresco y puro… así amaneció hoy o mejor dicho, así amanecí hoy.
Ya les había contado que últimamente no andaba con muchas ganas de buscar, pero hoy es distinto, me levanté con entusiasmo, con mucha esperanza y con las ganas saliéndose de mi cuerpo.
Así que, apenas terminé de desayunar, me puse mi equipo y emprendí mi carrera debajo de la mesa.
Al final, lo del rondó no me dio resultado, es que ya estoy acostumbrada a mis vuelta, y con el rondó pierdo tiempo, me falta práctica y no voy tan rápido como aquel supuesto atleta… así que mejor me quedo con mis volteretas (por ahora).
Esta mañana anduve mucho, creí ver a mi ‘eso’ en algún lado, pero no estoy segura de que realmente lo fuera, de todas maneras, empecé a perseguirlo para tratar de alcanzarlo… evidentemente algo para mi era, porque huía despavorido… no se si será mi ‘eso’ o que cosa, pero algo hay ahí…y yo se que lo voy a alcanzar.
Después de andar rodando un largo tiempo, me di cuenta que ya era hora de salir de este sub-mundo y meterme otra vez en la realidad (un día de estos me parece que me voy a quedar a dormir ahí, solo para ver que es lo que pasa de noche… eso sí, seguramente va a ser un día en que me sienta con mucho valor)
Últimamente escucho muchas mentiras… mentiras que lastiman, mentiras que subestiman, mentiras tan obvias que no entiendo cómo el que miente sigue insistiendo en que es verdad lo que dice.
Por ejemplo, tengo una persona conocida que ya está sumergida en sus mentiras, hizo de eso, su propio estilo de vida.
Cuando yo la conocí, en verdad, no me pareció que fuera de esa manera, es más llegué a decir, que era la persona más honesta, dulce y sincera que había conocido en la vida, pero el tiempo y los hechos me demostraron lo contrario.
Por un tiempo bastante largo, creí absolutamente todo lo que me dijo, ponía mis manos en el fuego por esa persona, no aceptaba ver otra realidad que la que estaba viviendo en ese momento.
Pero el tiempo, sabio y prudente, hizo que nos fuéramos distanciando y entonces ahí, empecé a comprender su filosofía de vida, basada en la mentira.
Con esa distancia, pude notar que cada palabra que me decía, ya carecía de sentido para mi, puesto que ahora ya no le creía nada... y así va su vida, esta persona está como envuelta en un manto de mentiras, y lo peor de todo es que piensa que sus mentiras son verdades, o sea, ya no puede diferenciar lo que es verdad de lo que es mentira…
Pienso que cuando uno llega al límite de creerse sus propias mentiras, tendría que replantearse un poco las cosas, la manera de manejarse ante la sociedad, que se yo... se, y me incluyo, que todos mentimos, en mayor y menor medida, ahora bien, una cosa es decir una mentira de esas que llamamos ‘piadosas’ y que nosotros no las creemos y otra cosa muy diferente es creer y decir que afuera es de día, cuando todos vemos la oscuridad de la noche, y sostener eso, hasta las últimas consecuencias...
Cada cual elige su camino, cada cual dice lo que se le antoja, cada cual cree lo que quiere, cada cual miente a su manera.
Yo elijo ir con la verdad, aunque a veces sea dura y lastime... me gusta decir lo que siento, pienso y hasta lo que especulo, me gusta poder mirar a las personas a los ojos y no esconder mi vista, me gusta decir las cosas de frente y no hablar por detrás, sin derecho a réplica...
Elijo mil veces una vida con verdades y complicaciones a una vida con mentiras y llena de ilusiones...


Mientes y yo puedo atestiguar,
mientes y ni te hace falta hablar,
mientes y adoras verme llorar,
callar ya no te redimirá.
Si la culpa de todo me has de echar
y hasta el fuego pretendes congelar...

Cuando miro adentro tuyo
me asusto de lo que hay
cuando veo tus ojos y no estás.

Mientes no paras de hacerme mal
callar ya no te redimirá.
Si la culpa de todo me has de echar
si olvidé mi sonrisa en un lugar
que no has de hallar...

martes, 7 de octubre de 2008

ESPEJISMOS (24º Capítulo)

El otro día me dolían las rodillas y la cabeza… es que había salido a dar mis vueltas sin casco y sin rodilleras nuevamente, así que ese día mucho no avancé porque a cada rato tenía que andar parando para no lastimarme…
Me parece que voy a probar con el rondó, (no digamos nada, pero uno que anda por acá, en este sub-mundo, va como flecha con el rondó, para mí que usa estupefacientes)
Por ejemplo ese día, mientras yo descansaba un poco, lo vi pasar 5 veces en diez minutos… 5 veces!!!!!! Y en una agarré y le dije: ey! Cómo haces para ir tan rápido? Estas cerca de lo que buscas? Y cuando me miró, tenía los ojos medios rojos y la cara desencajada… por eso yo sospecho que usa sustancias…que se yo, capaz que es un atleta experimentado también, vaya a saber uno no??
En uno de mis descansos vi pasar a una gitana salticando y cantando ‘buenos días su señoría mantantirulirulá’, después pasó un hombre, bastante mayor, con barba blanca y en patineta y un muchacho haciendo una especie de ala delta y silbando el himno a San Martín… todos muy concentrados en su búsqueda y sin mostrar ningún tipo de interés por lo que pasa a su alrededor.
Estos días ando como con pocas ganas de buscar, no es que piense que no voy a encontrarlo o que no existe, ni nada de eso, simplemente estoy como desganada, es que ya hace varios días que busco y busco y no veo ni un solo rastro de aquello…
Siempre me dicen que es en vano buscar, que las cosas llegan cuando menos las esperás y que cuando uno busca intensamente algo, generalmente lo tiene al alcance de la mano y no se da cuenta (yo me miro las manos y trato de ver hasta donde llegan si estiro bien mis brazos y entonces ahí observo si hay algo al alcance, pero nunca veo nada, así que esa teoría del alcance de la mano la descarto)
Pero bueno, como siempre digo, yo escucho, asiento con la cabeza y sigo girando… no es que sea terca o que no me interese lo que me dicen, es que realmente ya me cansé de guiarme por lo que la gente opina, (nunca me fue bien con eso), que se yo, creo que ya es hora de dejarme guiar por mi corazón, por mis sentidos, por mis pensamientos (que muchas veces se equivocan, pero al menos no le pudo echar la culpa a nadie más que a mi no?)
En fin... pasemos a lo que en verdad quería contarles...
En este lugar pasan cosas muy raras, por ejemplo, en uno de mis descansos, me di cuenta que debajo de esta mesa había un parque, y me fui a tomar un poco de aire puro ahí, lo raro es que este parque no tiene pasto, ni árboles... al contrario de eso, este parque tiene un cielo con estrellas de cotillón y una luna de arcilla ( bastante mal hecha), de día tiene un sol dibujado con crayones y nubes de papel picado, un piso de plástico color sambayón y unos bancos de telgopor de colores infinitos... no es muy bonito que digamos, pero se respira bien, gracias a unos ventiladores que constantemente tiran aire con olor a fresias.
Cada 20 minutos amanece y anochece y los colores del ambiente varían entre los cálidos y fríos.
Dentro del parque había varias personas, cada cual por su lado, tomándose un descanso de su búsqueda y algunos hasta divirtiéndose un poco.
Yo me acoplé a ellos y me senté en el piso a descansar, cerca de un joven que dormía agarrado a su carrito de rulemanes.
Me quedé ahí quieta, con la mirada yendo de acá para allá, como aturdida de tanta cosa extraña.
Un rato más tarde el joven despertó y sin vacilar me saludó con un movimiento de cabeza, al cual yo respondí de la misma manera... y ya que estábamos, ahí nomás le pregunté que clase de parque era este y si él hacía mucho que venía por acá.
Increíblemente para mi, me contestó...
Me dijo que él hacía varios años que venía a este lugar, que muchas veces había encontrado lo que buscaba, pero que siempre terminaba perdiéndolo porque una vez que se aseguraba de tenerlo, ya se le terminaba el entusiasmo y lo dejaba abandonado, entonces, al tiempo él se daba cuenta que se había ido y volvía al ruedo a buscarlo.
Después hablando un poco del parque, dijo algo que no entendí y me quede como regulando... me dijo, viste el color que tiene el cielo hoy? Si, le contesté, ahora está estrellado... él me miró como con espanto y me dijo, estrellado??? Si está el sol más alto y grande que nunca... no lo ves???
En verdad yo no veía ningún sol; arriba, en ese cielo y en ese momento, había sólo estrellas, ni la luna estaba... pero no le quise discutir.
Unos minutos más tarde se despidió diciéndome: me voy porque me está doliendo todo el cuerpo por estar acostado en estas piedras...
Piedras? –pensé yo. Si el piso es de plástico????
Y eso fue lo último que me dijo....
Yo me refregué bien los ojos, y nuevamente me puse a mirar el parque... nada de piedras, nada de sol...
Esa noche me quedé pensando en el chico del carrito de rulemanes, yo no se si me estaba tomando el pelo o simplemente no estaba cuerdo...
Días más tarde regresé al parque, pero ahora mi cabeza estaba complicada, con algunos problemitas dando vueltas por ahí... y en cuanto entré, mis ojos se desorbitaron...
El piso era un manto de espinas, imposible de pisar descalzo, estaban cayendo ferozmente gotas de alfileres, el cielo estaba bien oscuro, parecía como que estuviera hecho de barro o algo así, ya no estaban los bancos coloridos y sin embargo veía a las personas descansando y disfrutando de aquel parque...
Me quedé pensativa, anonadada, impresionada...

Recién ahora, comprendí que esto es un gran espejismo, que el parque esta en cada mente, en cada pensamiento, y que depende de cómo estas vos para poder decorarlo...
Y por eso, les cuento que hoy, este parque está más hermoso que nunca, lleno de colores fuertes, el sol está espléndido, con un cielo totalmente azul, con pasto bien mullido verde fluorescente, con juegos, bancos, y hasta con un lago.
Hoy mi parque me llena de orgullo, me estimula el alma, me satisface a la vista, me hace querer que siempre sea así, me hace sentir completa.
Hoy mi parque me embellece la vida.

Gracias Edmundo por la acuarela!!!!!!!!!

martes, 30 de septiembre de 2008

LLAVES (23º Capítulo)

Tengo una especial atracción por las llaves, mi gente suele decirme (no se si en serio o en chiste, ni tampoco indago para saberlo) que por más que junte y coleccione llaves no voy a lograr abrir nada de mi interior con ellas... yo los escucho (como siempre) pero nunca les hago caso... es que ellos no entienden que yo no quiero abrir nada con esas llaves, solo las colecciono porque de esa manera va a haber menos cosas cerradas o más cosas ocultas... ya que las llaves las tengo yo....

Hace un tiempo, mientras giraba debajo de mi mesa encontré una llave bien pequeña y muy brillante. Pregunté si era de alguien de este sub-mundo, pero nadie se molestó siquiera en mirarla, así que asumí que era mía.
Era una llave bastante rara, perfilaba ser una llave de un cofre o algo así. La guardé en mi bolsillo y seguí mi camino, sin darle mayor importancia.
Recuerdo que ese día, por más que busqué y busqué no encontré nada más que esa llave.
Días más tarde, cuando iba a lavar mi pantalón, revisando los bolsillos me di cuenta que ahí estaba y me puse a observarla.
Como bien había dicho antes, parecía ser que era la llave de algún tipo de cofre o algo así, que seguramente estaba guardando algo muy valioso... o no
Pasé bastante tiempo mirándola y comparándola con otras que tenía por ahí, pero no se parecía a ninguna.
Intenté con ella abrir un candado, un baúl, un arcón, una caja... pero no abría nada... en verdad me tenía bastante desconcertada.
Me dediqué muchos días a prestarle atención, a tratar de descifrar que cosa podría abrir o que era mejor que permaneciera cerrada.
Pensaba que quizás era la llave que abría alguna puerta y detrás de esa puerta estaría lo que yo tanto buscaba, y que por eso estaba en medio de mi camino y nadie la había reclamado como suya...pero no tenía pinta de ser una llave de puerta .
Y así seguí, tratando de encontrarle cerradura.
Dos días más tarde, mientras nuevamente me encontraba dando mis vueltas carnero, me di cuenta que detrás de una de las patas de la mesa, había una pequeña puerta y me dije: ¿Será esto lo que mi llave esconde?
Y rápidamente la busqué y la introduje en la cerradura.
Efectivamente , luego de girarla una vuelta completa, la puerta se abrió.
Yo en verdad no pensaba que esa llave pudiera abrir una puerta, pero bueno, una vez más estaba equivocada.
No me atrevía a mirar que era lo que había detrás, (el miedo otra vez se había apoderado de mi), así que imaginé que lo mejor sería dejar esa puerta cerrada y marcharme... hasta que me dije :Ya confesaste ser cobarde... ahora ya es tiempo de revertirlo.
Fue así que abrí despacio esa puerta, y con la poca visión que tenía, ya que mis ojos estaban casi cerrados, logre ver que de ahí adentro salía un halo de luz color violeta, también percibía olores, sensaciones y hasta una cálida brisa que se atrevía a tocar mi rostro....
Pensé en que quizás ahí adentro habitaba el ‘eso’ farsante y admito que sentí pánico por un instante (instante largo)
Debía saber de que se trataba, ya no quería quedarme con esa duda que me carcomía la cabeza, así que abrí bien mis ojos y me puse a observar.
Adentro se veía maravilloso, muy confortante, había varias personas y todas y cada una de ellas se veían felices, solo que ninguna parecía darse cuenta que había otras personas... de repente me dieron muchas ganas de entrar...cuando casi sin quererlo vi escondido en una ochava al ‘eso’ farsante.. esta vez no me había equivocado...
Bien rápido cerré esa puerta y más rápido salí de ahí... por mi cabeza pasaron recuerdos hermosos lleno de espinas...
Por lo que logré observar, el ‘eso’ farsante se sigue encargando de llevar gente a su ‘guarida’ y a todas las personas las convence con lo mismo, usa el mismo manual y le siguen creyendo... eso sí, ninguna de esas personas ven que hay otras ahí...


Ahora que lo veo desde afuera, me doy cuenta que yo bien podría haber estado aún ahí...

Hoy, todavía hoy, conservo esa llave, la puerta permanece cerrada y no va a abrirse nunca más... el destino se encarga de dejarme pistas que me llevan siempre al mismo lugar.. pero esta vez fui más rápida que él... supongo que serán pruebas que me pone en mi carril... y creo que esta vez salí airosa...
Dije que ya no me iba a dejar engañar y veo que lo estoy cumpliendo.

Tengo varias llaves, todas abren y cierran algo... pero ésta ya no forma arte de mi colección, la dejé guardada, justamente bajo llave, en un lugar al que casi nunca suelo ir, en donde dejo todas las cosas que no deben volverse a abrirse...



‘A veces hay que bucear hasta lo más profundo de la mente y revisar todos y cada uno de los cajones del pensamiento, pero siempre cuando uno busca de verdad, encuentra la llave.
Pero que el hombre lleva en su interior la llave que libera su espíritu,
no quiere decir que no haya otra serie de llaves en el exterior.
Llaves capaces de liberar no ya a nuestro espíritu sino el de los demás
Llaves que no abren todas las puertas pero si, algunas ventanas.
Hoy ya hay un pájaro menos, pero la jaula aún permanece cerrada,
porque entre estos muros, cada mente es una historia y cada historia necesita su propia llave’
(El milagro de P Tinto)

viernes, 26 de septiembre de 2008

OCULTO (22º Capítulo)

Hoy al fin pude entender que todos solemos tener cosas ocultas, cosas que realmente nos molestan y que quizás tememos liberar por el solo hecho de pensar que afuera podrían hacer mucho ruido y lastimarnos aún más de lo que nos lastiman estando adentro.
Esas molestias con el paso del tiempo se transforman en monstruos que invaden toda nuestra esencia y tratan de apoderarse de nuestras vidas.
Hay gente bien valiente que no deja que ese monstruo crezca y lo libera sin más, como liberan bocanadas de aire…
Pero hay otros a los que nos cuesta mucho sacarlo afuera.

Yo tengo un monstruo y es bien grande… lleva conmigo 25 años y creo que ya es hora de dejarlo ir…
Hoy abro mis puertas, abro mis ventanas, ventilo toda mi alma, mi mente, mi ser y espero a que el monstruo deje de ocultarse para poder echarlo de una buena vez… no se que papel jugará estando afuera, no se si una vez que salga se transforme en algo gigantesco y yo tiemble al verlo, o no se si estando en libertad, en verdad ese monstruo sea apenas una minúscula partícula que se pierda en la inmensidad del universo y se lleve consigo toda su mediocridad… no lo se…
Por ahora solo espero para darle esa batalla que hace tiempo tendría que haberle dado, pero se que esta vez, cuento con las armas necesarias para poder vencerlo.


Hoy escribo por vos, o mejor dicho gracias a vos… te agradezco que me lo hayas hecho ver y que por fin te hayas liberado (al menos en palabras) del tuyo, eso me hace sentir que yo también puedo y me da muchas fuerzas.

Y a vos (otro vos) te doy gracias por compartir el tuyo conmigo, se que estás haciendo absolutamente todo para liberarlo de una buena vez, se que ya casi está saliendo…

Y a vos, hoy te debo los colores…

miércoles, 24 de septiembre de 2008

SILENCIOS (21º Capítulo)

Si hay algo que me moleta son los silencios... pero no el silencio que provoca el corazón cuando se toma ese respiro para luego seguir latiendo, sino el silencio mortuorio, el silencio que desespera, que altera, que aturde....
Hace varios días que no busco con énfasis, me estoy tomando las cosas con calma, eso no quiere decir que ya no tenga ganas de buscarlo… nada de eso, estoy con más ganas que antes, solo que esta vez más pausada y observadora…
En el medio de esa rutina se me dio por descansar un momento, no es que estaba cansada ni mucho menos, solo me dieron ganas de parar de dar tantas vueltas y sentarme a observar.
No había mucho por ver, ya que toda la gente que pasaba a mi alrededor estaba buscando a su ‘eso’ y estaban en un estado bastante eufórico (supongo que yo cuando me compenetro con mi búsqueda debo ser así).
Debajo de esta mesa hay un sub-mundo, lleno de gente, cada vez más, nadie se habla con nadie, todos están atentos y ocupados con su búsqueda... es muy parecido al mundo real, solo que acá no usamos saco y corbata, ni portafolios, ni el último modelito, ni celulares.... acá todos buscamos algo, cada cual atiende su juego....
Yo soy una persona bastante comunicativa y en verdad me gusta interiorizarme con las cosas que le pasan a la gente que me rodea, al menos en mi vida cotidiana hago eso.
La cosa es que estaba yo ahí sentada, observando esta especie de circo, cuando de repente entre toda esa gente enroscada veo a alguien conocido (al cual llamaremos Sr. X)
Obviamente casi a los gritos empecé ‘Sr X, Sr. X!!!!!’
X me miró y se acercó hasta mi lugar.
Que alegría!!!
Recuerdo que el Sr. X y yo solíamos tener una amistad muy buena, muy fluida, hablábamos de todo un poco, de nuestras vidas, nos aconsejábamos, sabíamos contarnos todo, sin ocultarnos absolutamente nada, compartíamos muchas cosas… después de un tiempo y sin darnos cuenta quizás, nos fuimos distanciando, cada cual tomó su camino, se encontró con otras personas, empezó a frecuentar otros lugares… no hubo una causa para ese distanciamiento, ni un por qué… pero así fue… supongo que fue solo parte de la vida, no hubo peleas, solo dejamos de vernos… de todas maneras yo guardaba un cariño especial hacia él, muchos recuerdos llenos de carcajadas y también de momentos difíciles, muchas imágenes imposibles de borrar en mi cabeza ,en mi retina, en mi corazón…..
Así que cuando lo vi debajo de esta mesa, me quedé pasmada y cuando noté que se acercaba hacia mi, me dio una alegría enorme…
En el momento que él se acercaba, por mi cabeza pasaban miles de imágenes hermosas, percibía olores del pasado, sensaciones extraordinarias que afrontamos juntos… imaginé que tal vez, ahora que nos volvíamos a reencontrar podíamos transitar este sub-mundo juntos, que se yo, siempre es mejor contar con alguien en quien apoyarse, y por acá abajo no tenía ningún conocido (hasta ese momento)
Lo raro fue que el Sr. X llegó y se paró delante mío sin emitir ni un solo sonido… pensé que quizás estaba tan asombrado como yo de encontrarme, puesto que hacía mucho que no nos veíamos, así que me dispuse a romper el hielo y le pregunté cómo estaba.
Silencio absoluto.

Varios segundos de abrumador silencio….
El Sr. X tenía un semblante distinto... no era el que yo recordaba, ahora tenía los ojos enrojecidos, el rostro bien demacrado, y los años se habían apoderado de su cuerpo...
Entonces pensé que capaz no se acordaba de mí, y le dije: X, soy yo, Vero
Y más silencio.
¿Me habría confundido de persona?
No lo creo, él respondió acercándose cuando yo le grité Sr. X…
Evidentemente era el mismo, pero ya distinto.
El silencio fue muy prolongado, (a mi parecer, quizás solo duró un segundo para X) y no respondió a ninguna de mis preguntas ni siquiera con un gesto, solo se quedó ahí esperando a que yo terminara de interrogarlo y luego siguió su camino.

¿Cómo puede ser que pase esto? ¿Cómo puede ser que una persona cambie tanto al punto de llegar a no emitir sonido alguno?
La verdad que sigo sin entenderlo….

Los silencios me molestan más que las palabras que hieren, hasta hubiese preferido un ‘No me hables’ un ‘No me molestes’ un ‘Dejame en paz’ un ‘No me interesa que me recuerdes’… algo!!!! Pero no un silencio…. Es que los silencios engañan, uno termina por no saber si es bueno o malo… dicen que el que calla otorga… yo no se si es tan así… dejo mi duda ante esto, hay personas que callan no por otorgar, sino por no crear discordia, por no extender un tema, o simplemente por comodidad….

Los silencios me confunden, (ojo, ya aclaré que tipos de silencios), me hacen creer que mis palabras son mudas, que no llegan a destino, que no tienen consistencia, que son simples suspiros, que carecen de esencia….

Los silencios me enojan por completo, y más cuando vienen acompañados por miradas que no transmiten, por manos que no expresan, por gestos que no movilizan…

Hoy me dormí en silencio, pero en ese silencio que mi corazón provocó al tomarse ese respiro
para luego seguir latiendo…

domingo, 21 de septiembre de 2008

SUEÑOS (20º Capítulo)

Mooojeiiooo!!!! Mis vueltas están cada vez mejor!!! Si existiera en los juegos olímpicos una categoría que se llamara ‘vueltas carnero alrededor de la mesa’ o algo así, bien podría representar a mi país, y por que no llevarme aunque sea una medallita de bronce ( entre nos, pa’ mi que estoy para el oro, pero shhhhh)
Tengo una rapidez para dar vueltas que impresiona, eso no quiere decir que literalmente sea una persona vueltera, nada de eso, en mi vida soy una persona bastante simple y sin rodeos para decir las cosas y mucho menos para hacerlas... soy vueltera por deporte... y porque es mi manera de buscar aquello que pocos encuentran y muchos niegan que existe.
Esta mañana me desperté con los pelos todos revueltos, envuelta en las sábanas y con una sensación rara, confieso que me costó trabajo desenredarme (tanto el pelo como las sábanas)
En verdad no entendía que me había pasado... normalmente, cuando duermo no suelo moverme, me acuesto en una posición y amanezco de la misma manera (eso viene bien a la hora de tender la cama, ya que no hay mucho para arreglar) pero esta mañana había sido distinto, no solo estaba toda despatarrada, despeinada y con cara de lechuza asustada, sino que parecía que en esa cama había habido una guerra, una batalla, un huracán...
Como pude y con paciencia, me fui desenredando y me dispuse a levantarme.
No entendí por qué, pero automáticamente lo primero que hice cuando me levanté fue ir a mirar el baño y luego llamé a cada miembro de mi familia para preguntar cómo estaban… en verdad estaba como en un estado alfa…entre lo consciente y lo inconsciente… pero no le di mayor importancia a eso.
Mientras me duchaba trataba de descifrar ese enigma ¿Qué había pasado esa noche?
Busque absolutamente en cada rincón de mis recuerdos, pero nada, en verdad no recordaba nada de nada, parecía que esa especie de huracán había arrasado hasta con mis recuerdos, ya que mi mente estaba en blanco, solo recordaba que la noche esa me había acostado, igual que todas las noche e inmediatamente me había dormido... Después de eso, solo amnesia.
El día transcurrió sin mayores sobresaltos, desayuné, di mis vueltas, busqué, no encontré nada y subí nuevamente al mundo real.
Cuando estaba apunto de acostarme y me disponía a dormir, escuché un ruido que venía del fondo de mi casa (mi habitación da al parque de la casa), era un ruido bastante molesto, como una especie de torno, o algo así… y ahí, en ese momento, recordé el sueño que había tenido la noche anterior, y entonces el huracán, la guerra, la batalla, cobraron sentido…

Soñé que estaba durmiendo y que en ese mismo sueño de repente me despertaba, estaba en mi cama, en mi habitación.
Abrí los ojos, y pude ver que había alguien al lado mío, no veía a la persona en sí, solo veía dos ojos verdes y medio achinados que me observaban de costado, como esos ojos me dieron miedo, me tapé con las sábanas y las frazadas, y fue así que, cuando estaba con la cabeza tapada, empecé a escuchar un ruido bastante aturdidor, al punto que hacía doler mis oídos, era como una especie de martillo neumático lo que escuchaba.
De repente ese ruido cesó, y ahí, siempre con mi cabeza debajo de las sábanas, empecé a escuchar las voces de mis padres y hermanos que me decían que me apurara, que vaya con ellos… (Las voces provenían del baño que da a las habitaciones) yo intentaba entonces incorporarme, pero mi cuerpo no me respondía.
Me destapé como pude la cara y vi que esos dos ojos verdes fosforescentes, seguían observándome de costado, entonces volví a intentar incorporarme ya que seguía escuchando los gritos de mi familia pidiendo que me apurara a llegar con ellos… fue así que logré levantar parte de mi cuerpo, quedé sentada en la cama con los brazos extendidos hacia delante y sujetándome del respaldo trasero (o apoya pies) como haciendo fuerza para no caerme sobre el colchón.
Nuevamente volvió el sonido aturdidor y ya mis brazos estaban muy cansados, no tenía más fuerza…
Luego de eso, el sonido volvió a cesar dejando un acúfeno en mis oídos.
Escuché por última vez las voces de mi familia que me decían que me apurara, que ya se iban, que ya se cerraba…
Intenté gritarles que me esperaran, que me vengan a ayudar, que no podía moverme, pero nada salía de mi boca…
Quedé así, en silencio y con la mirada atormentadora de esos ojos chinescos hasta que mis brazos no pudieron más y volví a caer en la cama.
Luego de eso, solo silencio, ya no estaban el martillo neumático ni los gritos de mi familia…aunque si estaban los ojos, pero yo, lejos ahora de sentir miedo, sentí que esos ojos me protegían de algo y me quedé mirándolos un largo rato.

Dentro del sueño, me dije más de una vez que no desesperara, que eso evidentemente era un sueño, pero no lograba despertar, rápidamente el sueño se confundió con la realidad y la realidad con el sueño, y ya no sabía que era cierto y que no.
Luego amanecí, así como les conté, toda revuelta, toda despeinada… y con una rara sensación… lo primero que hice, luego de poder desenredarme, (como ya les dije, y ahora sí que un poco lo comprendo), fue ir al baño a verificar si había alguien ahí adentro y después me aseguré que cada miembro de mi familia estuviera bien.
Todavía sigo meditando sobre eso, ¿Qué significaba esto? ¿De quién eran esos ojos? ¿De qué escapaba mi familia? ¿Por que no podía ir con ellos?
Aún no encontré respuestas a mis preguntas…
Quizás tampoco las busqué demasiado, es que me da un poco miedo lo que pueda llegar a significar…
Supongo que esta semana en mi terapia, hablaré sobre esto y tratare de encontrarle un significado… supongo.

Intuyo que mis sueños quieren decirme más de lo que quiero saber….



'El sueño de una realidad, la realidad de un sueño'



lunes, 15 de septiembre de 2008

Partida (19º Capítulo)

Intuición, sexto sentido, presagio o como quieran llamarlo…
Sabía que te ibas a ir, pero no pensé que tan pronto.

Hoy amanecí espectacular, se nota que anoche descansé cada parte de mi cuerpo y de mi ser.
Después de tomar unos ricos mates me fui a poner mi equipo para emprender mi búsqueda…
Estuve dando mis vueltas carneros, pero con calma, no salí entusiasmada como ayer, ni tampoco pensé en que lo iba a encontrar... creo que hoy salí a dar mis vueltas por una cuestión de costumbre... que se yo... pero salí.
Estuve un rato largo dando vueltas, descansando, mirando a mí alrededor, (de todo un poco), pero de mi ‘eso’ ni rastros por ahora, igual ya no me hago problemas… se que por ahí está y a su debido tiempo yo lo voy a encontrar, mientras tanto sigo mi búsqueda sin mayores sobresaltos y prestándole un poco más de atención a lo que pasa a mi alrededor… ya basta de encerrarme en mis volteretas.
Esta tarde pasó algo increíble, o sea, increíble para mi, supongo que bastante común para otras personas.
Hace tiempo atrás le dije a alguien que su partida de mi vida, de mi ciudad, de mi lado, me iba a hacer mal, creo que imploré por que se quedara y así lo hizo… no se si por lástima, porque quería quedarse a mi lado o porque realmente aún no estaba dispuesto a partir… eso no quiero saberlo tampoco…
Las cosas fueron sucediéndose de buena y mala manera a la vez, hubo momentos de felicidad, momentos de enojo, de risas interminables, de desilusiones sin sentido, de días maravillosos, de puñales por la espalda, de fatigosos silencios…hubo de todo un poco… pero pasó.
Mi vida siguió transcurriendo y la suya también, pero ya sin hablarnos.
De todas maneras, en mi mente siempre siguió latiendo su presencia... no solo en mi mente…
Hoy por la tarde, luego de muchos intentos fallidos de comunicación, así, de repente, me habló y fue para darme la noticia de su partida…
En mi cuerpo comenzó nuevamente ese torbellino de sentimientos, ya no podía implorar por que se quede, de nada iba a servir mi palabra.
Las explicaciones fueron simples y concisas, algo así como ‘Acá no puedo pensar claramente y ya no le hago bien a nadie así… ni a mi tampoco’
Enmudecí por completo, yo suponía que algún día partiría, pero no pensé que fuera tan pronto, aunque ya no estábamos en buenos términos o mejor dicho ya no teníamos términos... la noticia me impactó.
De todas maneras si eso es lo que piensa que va a ser mejor para su vida, entonces mi apoyo está todo en él.


Hay veces que actuamos sin pensar, por impulso, y no medimos si lastimamos o no a las personas, solo actuamos sin medir consecuencias, hacemos lo que creemos que en ese momento es lo correcto o lo que mejor nos va a hacer.
Hay veces que después de un tiempo prudente releemos nuestros actos y nos damos cuenta que las decisiones que tomamos no sirvieron de mucho y en vez de hacernos bien como creíamos nos terminaron destruyendo a la larga y sabemos que ya es tarde para remediar esos actos… (yo te digo que nunca es tarde cuando los sentimientos son puros)

Hoy sabés bien que esto te lo estoy escribiendo a vos, a vos que me hiciste tan bien y tan mal a mismo tiempo, a vos que en algún momento prometiste nunca alejarte de mi vida y después sin más, solo me dejaste a la deriva.
Mis sentimientos no cambiaron en lo absoluto, nada de eso… lo que pasó sirvió de experiencia, no se si me equivoqué yo o vos o los dos, eso ya no importa…
Lo único que te pido es que no huyas de los problemas, por una vez en la vida afrontalos, esa es la única manera de encontrar soluciones… Basta de cobardías… ya no dejes que te engañen, y no engañes más… de nada sirve
Ya no tapes una cosa con otra, se que te diste cuenta que no tiene sentido eso…
Se que aprendiste algo de todo lo que sucedió, al igual que lo aprendí yo.
Rencores??? Ni uno solo por mi parte…
Toda mi vida vas a estar en mi corazón (y vos sabes que significa esa palabra para nosotros) y en mis mejores recuerdos, todo lo que te quiero nunca va a cambiar (ni nunca cambió)

Espero que la distancia sirva para mejorar las cosas, que podamos volver a ser esas dos personas que solíamos ser cuando estábamos juntos...
Espero que en la distancia logres ver las cosas con claridad, que pronto recuperes esa sonrisa hermosa que sabías tener….
Espero que la distancia nos vuelva a acercar y nos devuelva el lugar que nos habíamos ganado.
Espero que la distancia te de paz, esa paz que tanto buscas….
Espero que a pesar de la distancia aún pueda ser la dueña de tu ojo y que sigas cuidando de mis sueños como solías hacerlo
Y por último, espero que a la distancia sigan llegando mis dos besos por mejilla que siempre fueron tuyos, corazón…

Buen viaje, suerte y hasta luego... o hasta siempre....



NOS VOLVEREMOS A VER

Nunca hay un adios total
entre dos nieris
siempre es nos volveremos a ver
en algun lugar del tiempo
No hay olvido cuando existe
la amistad y el respeto
El recuerdo de momentos entrañables
de alegrías y secretos
Nos volveremos a ver
porque siempre hay un regreso

martes, 9 de septiembre de 2008

MIEDO (18º Capítulo)

Después de sacar varias conclusiones de aquel sueño, me di cuenta que ya eran pasadas las 5 de la tarde y yo, todavía seguía con mis volteretas buscando aquello y sin rastros de nada por ningún lado.
Entonces decidí que por ese día ya había sido suficiente…
El resto de la tarde estuve muy pensativa, seguía hurgando en el sueño que había tenido y tratando de descifrar más cosas… pero en verdad lo que yo quería ahora, era despejarme un poco y dejar de pensar, así que decidí que por la noche iba a salir, me pegué una ducha, descansé un poco y alrededor de las 21 hs, me fui a caminar por ahí.
Últimamente estoy más observadora que de costumbre, si antes me decían que era imposible que recuerde ciertos detalles de personas que no conozco, pienso que si me vieran ahora, seguramente me regalarían una linda camisita de esas que se atan por detrás….
No se por qué esa noche me dieron ganas de salir, en verdad rara vez salgo a caminar sola de noche, me da miedo, mucho miedo… pero bueno, lo sentí así y lo hice.
Mientras caminaba iba observando a las personas que pasaban por al lado mío, a los autos estacionados, miraba el cielo, los edificios nuevos… todo lo que me rodeaba.
Mi mirada se detuvo en una señora mayor que caminada delante mío, tenía una pollera bordó que le pasaba las rodillas, medias de nylon color piel, un saco color verde oscuro de lana, unos zapatos bastante gastados en los costados (chuequera hacia fuera) de cuero negro, bajos, sin nada de taco… el pelo parecía estar medio pegado a la nuca, era corto, entre gris y violeta…
Empecé a imaginarme la vida de esa mujer (maldita costumbre que no se me va, cada vez que observo a una persona, me hago una película sobre como será su vida...)
No podía ver su cara porque iba delante mío, pero imaginé que tendría alrededor de 70 años, seguramente era esposa, madre y abuela, por la manera activa de caminar que tenía pensé que seguramente era una persona por demás trabajadora y así empecé a crear así su historia.
Al cabo de unos minutos, yo ya estaba sumergida ideando la vida de Doña, casi distanciada de la realidad que estaba pasando afuera, si no hubiera escuchado esos gritos, seguramente hubiese seguido abstraída de la verdad.
Dos chicos, casi niños, de unos 14 o 15 años, habían tomado a Doña y bajo amenazas le exigían dinero…
Yo quedé paralizada, observando lo que estaba pasando, por más que mi mente pensaba en ayudar a Doña, mi cuerpo no me respondía, estaba como si hubiese echado raíces al suelo…totalmente inmóvil…
De repente por mi mente empezó a pasar una película que creí que había olvidado, gritos, llantos, desesperación, golpes, armas, y esa maldita frase que yo había sepultado…. De repente todo eso pasó por mi cabeza, fueron instantes (feos instantes) y cuando volví en sí, ahí estaba Doña, sola, con la cabeza hacia abajo…. Ni siquiera me di cuenta en que momento se alejaron esos chicos…. Para dónde se fueron, nada de nada…
Me acerqué a ella, y vi por primera vez su rostro… amargura, desamparo, desilusión, tristeza por demás… le pregunté si se encontraba bien, si la habían golpeado.
Me miró con ojos vidriosos y me dijo: ¿Por qué no los paraste?
No tuve palabras para contestarle… el miedo me había paralizado, pero no creo que Doña pudiera entenderme… Tampoco era el momento adecuado para contarle mi verdad, lo que años atrás me había sucedido… así que volví a preguntarle si se encontraba bien.
Doña me dijo que si, que me fuera tranquila, que su casa estaba a mitad de cuadra…
No se cuánto hubiera podido hacer por ella si el miedo no se hubiese apoderado de mi en ese momento… lo que si se, es que esa mirada no me la olvido más…
Hoy volví a darme cuenta que todavía tengo miedo...no se de que, ni de quien, pero si se por qué…
Miedo a salir, miedo a la calle, miedo a la noche, a las sombras, a la oscuridad, miedo de tener miedo.
Es raro, feo, angustioso, desolador, tormentoso, inexplicable… eso, sobre todo inexplicable.
Está bueno que lo diga, porque de esta manera al menos afronto el miedo a decir que tengo miedo.
Con los años creo que aprendí a ser cobarde...
¿Será de valientes confesar ser cobarde?, no lo sé, pero lo confieso.
Me confieso ante la vida que otra vez me llena de miedo...me confieso ante el miedo que esta vez me quita la vida.

Y pensar que yo había amanecido con una sonrisa completa… que se yo, al menos ahora es otro el motivo de mi tristeza…

viernes, 5 de septiembre de 2008

MIRADAS (17º Capítulo)

Mientras giraba y giraba sin parar, recordé que había tenido un sueño esa mañana, había soñado con un bicho bolita, no se bien por que, pero reiteradas veces sueño con bichos bolitas ( animalito que detesto con el alma, por un episodio bastante feo que me ocurrió de niña, pero el cual no viene al caso hoy)
La cuestión es que empecé a recordar ese sueño y era algo así:
Estaba yo dando vueltas debajo de mi mesa cuando veo que al lado mío había un bicho bolita con casco y rodilleras mirándome con desafío, como esperando jugarme una carrera o algo así... yo al verlo eché a reír, pues me parecía muy gracioso ver a ese bicho con un equipo así... pero bueno, viendo que el bicho no se inmutaba y seguía expectante ahí a mi lado, me puse en línea como para empezar a jugar esa carrera.
Ágil, rápidamente se envolvió en su cuerpo y cuando quise acordarme ya me había sacado varios metros de distancia.
Yo estaba entre que corría esa carrera y me reía, pues no concebía aquel espectáculo que estaba viendo.
Pero al mismo momento, nuevamente el bicho estaba al lado mío, no se si ya me había sacado una vuelta de distancia o qué, pero ahí estaba, observando mis carcajadas... poco le importaba que yo riera, él seguía mirándome desafiante y yo, de la risa, no me podía ni mover.
Llegó un momento que ya me dolían las mandíbulas de tanta gracia, pero lejos de cambiar su rostro o reprocharme por lo que hacía, él seguía quieto ahí, con su mirada.
Entonces, tratando de ocultar un poco mi risa, le pregunté qué era lo que quería, pues ya me estaba cansando de tan intimidante mirada, de más está decir que no me contestó ( cuando será el día que un bicho bolita se digne a contestarme siquiera en sueños?????).
Fue así que pensé que si me quedaba quieta, el bicho se iba a aburrir y se iba a alejar de mí... pero eso no pasó, él seguía bien estiradito al lado mío...
Así que, como la aburrida ahora era yo, le propuse jugar unas escondidas, se que aceptó, porque acto seguido me vi a mí contando apoyada sobre una pared.
Sorpresa fue la que me llevé cuando salí a buscarlo y encontré al bicho detrás de una pata de la mesa... tenía su casco en la mano y su cara ahora me era familiar... de repente le había crecido el flequillo y yo me dije: ¡Pero si es Carlitos Balá!!!! Y, ante la duda de ver si era o no era Carlitos, agarré y así, sin más, le pregunté :¿Qué gusto tiene la sal?, pero nada respondió, intenté después con el Sucundrule, con el Eaeapepe, con el gestito de idea… pero nada de nada che.... así que yo, viendo semejante cosa, nuevamente eché a reír, pero esta vez, ya estaba descostillada de la risa... si antes no entendía que hacía un bicho bolita con casco y rodilleras, imagínense ahora, que para colmo de males con su flequillito se parecía a Carlitos Balá... demasiado para mi gusto.
En tanto el bicho Carlitos, siempre con su casco en la mano (supongo que no quería despeinarse el flequillo), seguía mirándome sin emitir mueca alguna.
Y yo no paraba de reír y reír muy descaradamente.
Después de eso no se si desperté o simplemente dejé de soñarlo.
Esa es la parte que recuerdo del sueño y, como suelo hacer siempre que recuerdo algo que soñé, empecé a tratar de analizarlo, como para ver que era lo que este sueño me quería decir... siempre fui de esas personas que creen que las cosas que sueñan son por algo, que se yo, que pueden dejar alguna enseñanza, que te pueden estar advirtiendo algo... la verdad no se bien por qué.
Mucho no entiendo, pero creo que la clave está en la imagen, o sea, a él no le importó que yo riera al ver su apariencia, lejos de eso, él seguía manteniendo firme su mirada, sin importarle nada de lo que yo hiciera....
Supongo que ahí está la cuestión...
No importa como sos, no importa que vestís, como te peinas, no importa tu apariencia... si vos podes mantener tu mirada firme ante el resto de la gente, aunque rían, aunque agredan, aunque hieran, entonces estás listo para enfrentar la vida... eso es lo que vale. Lo demás es superficial.
Los ojos develan el alma, la esencia pura de cada persona.
Con los años aprendí a mirar siempre a los ojos y llegué a la conclusión que dicen más que mil palabras.
La transparencia que encierran algunas personas en la mirada no tiene nada que ver con lo que dicen... y hay otras que en cambio, esconden sus ojos, porque seguramente se contradicen con sus palabras.

Acá dejo los míos...


Ojos que miran algo invisible: mentes abiertas y muy sensibles...

lunes, 1 de septiembre de 2008

BUSCO (16º Capítulo)

Días maravillosos los que pasé... esto me sirvió para perfumar mi alma…
Después de estos tres días tan intensos, tan llenos de abrazos y de miradas alentadoras, ya estoy lista para retomar mi camino.
Hoy abrí los ojos bien temprano porque mis ganas me gritaban que ya era hora de despertar, así que les hice caso y puse mi cuerpo en movimiento.
Pero que frío que estaba el día!!!!!!!
Recuerdo que de pequeña, cuando me despertaba para ir a mis clases de música y era invierno, lo primero que hacía para no perder ese calor corporal con el que solemos despertar, era cantarme la batalla del movimiento ( dios... que bizarro, pero lo hacía) me cantaba y acompañaba con mi cuerpo diciendo: ‘ esta es la batalla del movimiento, esta es la batalla del movimiento, a mover los pies sin parar un momento ’....etc etc etc y así, medio bailando a lo torpe, me iba a desayunar con la mirada absorta de mis hermanos, padres y abuela... que se yo, ya de niña tenía mis momentos de divagación...
Y bueno, hoy fue más o menos igual, poniendo como pretexto el frío, me desperté y enseguida prendí la radio y me empecé a vestir al ritmo de ‘Baila revolea.....’ (No se que es peor, hubiese preferido la batalla del movimiento....), luego de eso escuché que en la radio empezó a sonar otra canción que comenzaba diciendo ‘Busco’ y pensé: esta, sin dudas, te la pusieron para vos!!!! Así que me quedé escuchándola atentamente... y sí, parecía que la habían escrito para mi... así que si ya tenía a mis ganas gritándome para que retomara mi camino, ahora que había escuchado esta canción más entusiasmada estaba de seguir adelante con lo mío.
Fue así que nuevamente me largué a la aventura de buscar aquello que no muchos buscan y que pocas personas encuentran... pero esta vez con la seguridad de saber que ya nada ni nadie me iba a engañar.

Busco

Busco, cambiar de rumbo
Busco un poco de verdad
Disfrutar lo pequeño
Saborear lo esencial
No ahogarme en el recuerdo
No quedarme en la mitad
Apostarle a algún sueño
Tal vez me pueda ayudar
Falta luz y girar como cuesta
Falta luz y girar como cuesta
Rumbo, cambiando busco
Quién sabe que es verdad ?
Uniendo con puntos, se arma el dibujo
El de mi voluntad
Mi suerte y mi fe, en alguien más
Colores, he tenido mejores
Pero al tiempo yo se
Lo oscuro va a aclarar
Falta luz y girar como cuesta
Falta luz que me calme al despertar
Falta luz y girar como cuesta
Falta luz y girar como cuesta.

viernes, 29 de agosto de 2008

ABRAZOS (15º Capítulo)



Pasan los días y mi estado de ánimo va repuntando.
Ayer me contaron tantas cosas del ‘eso’ farsante que no lo podía creer... cada día me convenzo más que el haberme dado cuenta a tiempo de este engaño fue lo mejor que me pasó, aunque claro, dolió mucho, pero bueno, las heridas sanan, dicen que soy de buena cicatrización...
Así que opté por sacarlo totalmente de mi cabeza y ya no pensar más en ‘eso’, ahora lo que más importa es que centre toda mi atención en mi objetivo real.
Me di cuenta de muchas cosas en estos días, cada segundo que pasa entiendo más lo que sucedió y sonrío aliviada.
Por suerte mi cabeza se fue aclarando y mis ganas de encontrarlo fueron creciendo.
Hoy desperté temprano y noté que por fin volvió a amanecer, hoy vi nuevamente el sol...
Y así, medio despierta y medio dormida, decidí emprender camino hacia mi mesa redonda para comenzar con mi búsqueda, pero en cuanto había terminado de ponerme mi equipo, sonó el timbre de mi casa.
Lógicamente fui hacia el portero y pregunté quién era... vaya sorpresa que me llevé!!!!! Yo sabía que ibas a venir!!!!!!
Así que, casi eufóricamente salí dando zancadas a abrir la puerta...
Menudo abrazo el que nos dimos (necesitábamos renovar ese último abrazo que nos habíamos dado el año pasado)
Solo al mirarme comprendió todo lo que había pasado (esos códigos no se nos olvidan) y yo, al verlo, entendí lo que pensaba....
Como pasa siempre que alguien llega de visita, lo primero que decimos, a parte de los ‘ holas ’ y los ‘ cómo estás ’ o los ‘ qué haces acá ’, es ‘ Tomamos unos mates???? ’ Y así le dije y acto seguido estábamos mateando los dos y poniéndonos al día....
Claro está que me conoce muy bien, y cuando le conté en detalle lo de mis vueltas carneros me dijo: ‘ Yo sabía que en algo andabas... vos siempre andás en algo... pero, estás segura que lo viste???? ’
Ahí nomás yo pensé: ‘ Y a este que le pasa? Tampoco va a creer lo que le digo??? ’ pero lejos de decirle lo que estaba pensando, sonreí, lo miré a los ojos y él me respondió: ‘ Ok, no digas nada, estas segura que lo viste ’
Después de eso yo pensé que me iba a decir que estaba loca, que perdía mi tiempo, que deje de buscar pavadas y todas esas cosas que la gente me dice, pero no, todo lo contrario, solo me dijo que si yo creía que existía entonces lo iba a encontrar... (eso le valió otro abrazo de los fuertes)
Me llena el alma de alegría saber que hay gente que cree en mi y en las cosas que hago, me llena el alma de alegría saber que hay gente que apoya mis ideas sin juzgarlas.
Hoy esto te lo dedico a vos, que a pesar de las distancias siempre estás conmigo, siempre confias en mi, siempre sabes aconsejarme con el corazón en las manos y sin pedirme nada a cambio.
Solo gracias...
Hoy vuelvo a sonreír completo y ya no quiero más mitades.




NOSOTROS

Nosotros tenemos la alegría de nuestras alegrías y también tenemos la alegría de nuestros dolores, porque no nos interesa la vida indolora que la civilización del consumo vende en los supermercados y estamos orgullosos del precio de tanto dolor que por tanto amor pagamos.
Tenemos la alegría de nuestros errores, tropezones que prueban la pasión de andar y el amor al camino; y tenemos la alegría de nuestras derrotas; porque la lucha por la justicia y por la belleza vale la pena cuando se pierde.
Y sobre todo tenemos la alegría de nuestra esperanza: en plena moda del desencanto, cuando el desencanto se ha convertido en artículo de consumo masivo y universal, nosotros seguimos creyendo en los asombrosos poderes del abrazo humano

Eduardo Galeano




Gracias por regalarme estas palabras, vinieron justo en el momento indicado (mejor dicho, viniste justo en el momento indicado) Y como siempre te digo, esperemos que pronto renovemos abrazo...


martes, 26 de agosto de 2008

Y VOLVIMOS (14º Capítulo)

Hace varios días que ando con media sonrisa en la cara... después de lo que sucedió, mi rostro no volvió a ser el mismo... me cuesta hacer una mueca entera de sonrisa...
Esta mañana me levanté con una sorpresa, alguien había dejado en mi teléfono un mensaje esperanzador... eso me alegró mucho e hice el esfuerzo de sonreír entero. ( se que vas a venir, aunque me digas que no)
Así sin más me dije... -Dale, ponete el casco y las rodilleras y lanzate otra vez a la aventura de buscarlo-. Y me contesté ¿Por qué no? Y así hice... me calcé el equipo y volví a las andadas... ya me tomé un descaso de cinco días y estoy más decidida que nunca.
Pensé que tal vez, el ‘eso farsante’ iba a estar por ahí, a la espera de su próxima víctima y traté de imaginar como actuaría al verme después de tantos días.
Empecé a dar vueltas y vueltas nuevamente alrededor de la mesa y fue después de la novena voltereta que lo vi... pero no estaba solo!!! NO! Estaba con otra persona, que seguramente buscaba a su ‘eso’ y ví que seguía exactamente el mismo procedimiento que siguió conmigo, pues su víctima tenía los ojos vendados... y me dije: - Andá a advertirle que no es quien dice ser!!!!!!- y rápido salí en su encuentro...
Pero cuando llegué a unos metros, pensé nuevamente y me pareció mejor dejarlo así, ya que lo que a mi me había pasado, me había servido de experiencia para ser más cuidadosa de ahora en adelante... Ojo! No es egoísmo, o ganas de que alguien más sufra ese dolor, simplemente me pareció que esa persona era lo bastante grande y madura como para poder resolverlo sola... después de todo, de eso se trata la vida no????
Así que, sin pensarlo ni un minuto más ( por miedo a arrepentirme) pegué media vuelta y tomé otro camino... y así anduve unos cuantos días, sin encontrar absolutamente nada.... pero bien cargada de energía, de paso mientras giraba y giraba sin parar, mis pensamientos hacían lo mismo y lograba despejarme un poco de tan abrumador suceso.
Hablé con mucha gente en estos días, gente que me quiere, gente que me aprecia, gente que me conoce mucho, gente que apenas sabe quién soy y hasta con gente que sé que no me soporta... en fin, hable con mucha gente y todos dieron su punto de vista sobre esto que me pasó... y yo escuché absolutamente todo, hubo cosas que me encantaron, otras que me dolieron, algunas que me hicieron reír de mi misma, otras que me dieron tristeza, unas me enojaron terriblemente y hasta hubo cosas que me sorprendieron... y ahí me dije... Joder!!! Pero cuantos puntos de vista diferentes se pueden sacar de una misma cosa.... no se cuál es el correcto con respecto a lo que a mi me pasó, lo que si sé es que todos tienen sus virtudes y sus defectos... o sea, saco un poco de todos y dejo un poco de todos... que se yo... todo sirve y nada sirve... complicado, pero positivo...
Y así, con más pensamientos en mi cabeza ( ahora pa’ colmo se me agregaron los pensamientos ajenos) sigo dando volteretas.

jueves, 21 de agosto de 2008

A LA ESPERA ( 13º Capítulo)

Ayer, recién ayer, me dieron ganas de levantarme un poco, alcé a mis esperanzas en brazos y con una simple mirada entendieron que todavía no era tiempo de dejar todo este recorrido atrás, que había que seguir, que teníamos que aprender de este desengaño....
Y así fue... volví a levantarme, pero esta vez con más fuerza que antes, entendiendo que no todo lo que parece hacerme bien, realmente es así... ahora tomo más precauciones... otra vez no me va a suceder lo mismo....
Hoy volví a ver al ‘eso’ farsante... buscaba su próxima presa y sé que me vio y se acordó de mi y de lo que me había hecho... mis ojos lo miraron con decepción, con desconfianza, pero a su vez con un dejo de añoranza... es que (vuelvo a repetir) por más que todo haya sido una mentira, no puedo olvidarme de las sensaciones extraordinarias que pasé y de lo bien que me hizo sentir... sé que por un tiempo va a ser así... uno tiende a olvidar las cosas feas lo antes posible, pero las alegrías prevalecen ahí por un largo período...
Por estos días me voy a tomar un respiro y voy a ordenar mis ideas, también voy a meditar sobre esto que me sucedió... creo que una gran parte fue mi culpa... ya que, como siempre digo, me parece que confío demasiado en ciertas cosas y no tendría que ser así... o sí... o la verdad que ya no lo se.
Suelo recordar que de niña, mis padres me decían que tuviera cuidado cada vez que mostrara mi alma o mi corazón a alguien, que no me dejara engañar, que primero evalúe la situación... pero no puedo!!! Es más fuerte que yo!!!! y a pesar de las decepciones que he sufrido, sigo creyendo en las palabras... creo que la palabra es lo más importante que uno tiene, y si ya no puedo confiar en eso... que me queda????
No lo se... tengo un hueco adentro mío... siento tal vacío en mi alma... y coño!!! Que mal se siente...
La verdad que hacía tiempo que no me sentía así de triste, así de defraudada... en verdad ya no recuerdo cuándo fue la última vez que me sentí así... Lo que sí se, es que esto no me va a vencer... ya no.



Y así, aprovechando este descanso, me instalé nuevamente en el fondo de mi casa, a dormir colgada entre las plantas... y mirando a la Luna, me puse a divagar con mi mente y a pensar en otras cosas... y de esos pensamientos ( alejados, claro, de esta realidad que estoy viviendo) nació esto...


La luna, testigo silencioso y ferviente de mi existencia...
La luna, caprichosa esfera plateada trasnochadora por excelencia...

Salí en silencio a observar:
Vi caer la tarde en su apogeo.
Vi nacer el día desde las orillas de mi vientre.
Vi a los hombres en su lucha por la libertad.
Vi a mil estrellas complacidas de ser mis aliadas.
Vi la vida antes de morir.
Vi la muerte saciándose de vida.
Vi las risas y los llantos, el amor, el dolor, el olvido....
Vi los trenes rebalsados de insomnios pasajeros y también lamentando su triste soledad en las noches heladas.
Vi cien astros curioseando y escapando del destino.
Vi las huellas de algún hombre descarado aprovechándose de mi humildad, marcando mi rostro sin previo aviso,....plantando bandera.
Vi la hipocresía, la pobreza, la corrupción, la desgracia, la matanza, la destrucción de algo que dice llamarse mundo.

Volví en silencio y medite:
¿Para qué estoy en este cielo si solamente puedo ver?

Salí en silencio y solo observé
Pensé en mi, en mi latir......y por primera vez me complací de solamente poder ver.

domingo, 17 de agosto de 2008

DESENGAÑO (12º Capítulo)

Como les había contado anteriormente, hasta hoy y luego de varias semanas sentí la felicidad plena....
Estaba viviendo semanas en la cima de la emoción, de alegría constante, de sonrisas que solas salían de mi rostro, de desencadenamiento del alma... estaba viviendo algo que pensé que no existía, o que existía solo en sueños o en las vidas de aquellas personas que fueron hechas para brillar...
Todo a mi alrededor parecía estar en armonía, solo que yo no podía verlo, pues tenía mis ojos vendados... pero mis otros cuatro sentidos estaban alertas... Se oía maravillosamente bien todo lo que me decía, se sentía confortante cuando simplemente rozaba mis manos, se olía a sinceridad cada vez que inclinaba su cabeza hacia mi para abrazarme, sabía a bienestar cada sorbo de su esencia que yo tomaba... todo era perfecto... y yo confiaba en ‘eso’ como jamás había confiado en nada...
Yo les pregunto, ¿Ustedes no confiarían en una cosa así? ¿Ustedes no seguirían los latidos de su corazón si éste les dicta que todos sus sentidos aprueban esto?....Que se yo... Así hice yo.... creí en mi (por primera vez) y en lo que mis sentidos me decían.
Es que en verdad solo me quedaba eso... creer.
¿Por qué no me podía estar pasando esto a mi? ¿Acaso no me lo merecía? ¡Si yo lo había buscado y lo había encontrado!!!!
Cada vez me convencía más que sí, que yo me lo merecía y que era cierto... repetidas veces me pellizqué, pensando que quizás se tratara de un sueño... es que varias veces me ha pasado eso de sentirme así de viva y de, al cabo de unos instantes (uno de esos no muy felices) darme cuenta que solo era un sueño....

De repente un día dejé de oír, deje de sentir, dejé de oler y deje de saborear... así, de repente... así como se les cuento....
De repente un día todo quedó enmudecido....
Yo igual permanecía inmóvil y expectante suponiendo que solo se había alejado un momento para ir a buscar algo... o que se yo!!! Lo que sí se. es que ya no se sentía tan bien.
Un aire espeso se había adueñado de todo el ambiente, ese calor que yo sentía pasó a ser inquietante, mis sentidos empezaron a desvariar y yo... yo ya no entendía lo que pasaba....

Todo cayó a pique cuando sin querer la venda que tenía en mis ojos se deslizó suavemente hasta quedar trabada en la punta de mi nariz, dejando al descubierto mis dos ojos... y fue ahí que, aunque no llevaba mis lentes puestos, divisé que ‘eso’ ya no estaba al lado mío...
Desesperadamente miré hacia mis dos laterales, buscándolo, pero no había nada... todo era desolado

Muy lejanamente oí un ruido que venía de atrás mío, y sin pensarlo giré mi cabeza y parte de mi cuerpo.
Fue ahí que vi que ‘eso’ se alejaba... grité, pero mi voz era el silencio y no me escuchaba...
No entendía que era lo que estaba pasando, si todo era maravilloso y yo lo había encontrado!!!!
Seguí dando gritos desesperados de abrumadores silencios, pensando que quizá lograría que me escuche...
Medio segundo más tarde ‘eso’ dejó de alejarse y empezó a volver sobre sus pasos... siempre de espaldas... y yo sonreía aliviada.
Llegó justo hasta donde yo estaba y seguía sin mirarme, le pedí que me mirara en repetidas ocasiones... creo que gané por cansancio porque así, sin siquiera darme tiempo a reaccionar, ‘eso’ estaba de frente a mi...
Como expresar la sorpresa que me llevé cuando lo vi... palabras no encuentro, sentimientos me sobran...
Y yo que creí que lo había encontrado...
Ustedes se preguntaran que vi... y yo les respondo...
Vi una imagen que no se asemejaba en nada a lo que yo buscaba, resultó que ‘eso’ no era mi ‘eso’ ... con razón tanta felicidad repentina... con razón pidió que me vendara los ojos... es que se ve que no tenía intenciones de que yo lo descubra tan pronto... supongo que pensó que podía seguir jugando conmigo haciendo ese papel de ‘eso’ que yo buscaba... seguramente me había escuchado comentarlo con alguien y me vio tan ilusionada, tan expectante a encontrarlo, tan vulnerable... que lamentablemente se aprovechó.... y lo peor de todo es que yo le creí...
Desde aquel día quedé ahí... sola otra vez, con mis esperanzas echadas a mis pies, sin ánimo de volver a levantarme...
Tanta desilusión, tanto engaño juntos duele en demasía... no digo que no haya pasado unos días, semanas o meses encantadores... pero de que sirvió si todo fue una farsa?????
Cuanta confusión... cuanto desengaño... cuanto dolor... cuanta desilusión...

martes, 12 de agosto de 2008

ENCUENTRO (11º Capítulo)

Paso a contarles..... (esto pasó hace ya varias semanas, quizás varios meses...)
Resulta que un día me desperté como con ganas.... sí, con ganas de respirar profundamente, con ganas de sonreír sin parar un instante... Y así, aprovechando mis ganas, sin pensarlo ni un segundo más y sin ponerme siquiera mis lentes, me fui a buscar mi casco y mis rodilleras y emprendí mi preciada búsqueda.
Di tantas vueltas carneros, que ni se imaginan... y les aseguro que no me cansé para nada...es que eran tantas mis ganas, mi euforia, mi adrenalina.... que la verdad ni sentí esas vueltas.... cuando de repente... veo aquello...
Siiii, ahí estaba, otra vez frente a mi ( en verdad estaba de espaldas a mi) así que empecé a dar vueltas y vueltas sin para un segundo... cuanta emoción!!!! Yo sabía que lo iba a ver...si que sabía!!! Por algo me había despertado de esa manera... era una señal...y que hermosa señal!!!!
En el camino me mareé un poco, se me acalambró un brazo, me picaba la espalda, me torcí un tobillo y hasta me di cuenta de que tenía caspa... pero no importaba nada de nada... ahí estaba eso que yo tanto buscaba y no podía dejarlo escapar otra vez....
Así que seguí y seguí y seguí, sin parar, sin sentir nada más que esa emoción encadenada a mi alma entera... ‘ Ayyyy esta vez lo alcanzo!!!’ .- me dije ‘ Esta vez no se me escapa!!!! ’
No les puedo explicar las sensaciones que sentía en ese momento... pero lo voy a intentar: Fue como.... a ver...Como cuando uno es chico y está por llegar el día de tu cumpleaños y ves que a tu alrededor se van preparando las cosas para festejarlo, y salís a comprar los globos, la piñata, las golosinas para las bolsitas de regalo, el adorno de la torta, las velitas.... que se yo, como para que se imaginen un poco, una emoción así de fuerte, así de alegre, así de añorada, así....una emoción de esas que no vienen con una carga de preocupación... porque sos chico, y todo está bien, y no hay maldad y todo es pura felicidad... algo así....
Fue entonces que con esa emoción casi inexplicable llegué a donde ‘eso’estaba...lo raro fue que ‘eso’ no estaba escapando de mi ( como de costumbre) sino, que estaba quieto en un lugar... pero bueno, pensé que quizás era porque, como yo había dejado de buscarlo por un tiempo, se había aburrido de escapar y estaba esperando que de una buena vez lo alcanzara...pensé en eso... y la sonrisa que yo llevaba puesta de vestimenta en mi cara desde que había despertado, se hizo aún más grande...
Llegué.
Como les dije antes ahí estaba, de espaldas a mi...
Sin moverme mucho y tratando de hacer el menor ruido posible ( pues tenía miedo que me engañara y empezara a correr en cuanto yo me acercara), estiré mi brazo y lo toqué....
En mis manos sentí un calor inmenso, se sentía bien confortante...ese calor se apoderó de todo mi ser, pero no era un calor de verano misionero, era un calor bien agradable, como ese calor de un abrazo de amistad...
No podía verlo, pero estaba segura de que era lo que yo buscaba, así que sin soltar esa ansiedad que llevaba, saqué mi mano y le pedí que me mirara...
No obtuve respuestas...solo me alcanzó, así sin mirarme, una especie de tela y un papel.... y yo lo tomé
Cuando miré el papel, leí ( con una letra poco entendible) algo así como ‘ vendate los ojos ’
Y yo, que no podía dejar pasar este momento, a pesar del miedo que de repente se apoderó de mi.... me los vendé....
Lo que vino después fue escalofriante.... pero el escalofrío lindo....el escalofrío de la felicidad total....
No se que hizo conmigo.... pero si se lo que sentí....
Me sentí plena... llena de alegría, de tranquilidad... sentía que estaba en un lugar que jamás en mi vida había estado...esos lugares que los pisas y sabes que fueron hechos para vos... fue algo mágico....algo inexplicable... sólo se que me sentía viva, libre y sobre todas las cosas feliz....
Dicen que la felicidad solo dura meros instantes... que son más los momentos tristes o duros o difíciles que los momentos de alegría... yo siempre dije que si a mi vida la pudiera poner en una balanza, se inclinaría sin dudarlo para el lado de la tristeza... pero esta vez, sabía con firmeza que no!! Esta vez la balanza estaba toda inclinada para el lado de la felicidad....
Repito, no se que me hizo...pero así pasó.
Desde aquel día, y hasta hoy, solo conocí el bienestar.... siempre con mis ojos vendados, pero con ‘eso’ que yo tanto buscaba al lado mío...
Me enseñó a confiar nuevamente, me mostró que es bueno decir lo que uno siente, lo que uno piensa, que no hay que callar más...
Aprendí lo hermosos de poder contar con alguien que te comprende y que te quiere así como sos, que no te juzga ni por tu apariencia ni por tu manera de pensar las cosas....
Todos los días me hablaba sin hablar... me hablaba con el lenguaje de la amistad, el lenguaje de lo fraternal, hasta con el lenguaje del amor....
Todos los días me hacía notar cuanto me quería y lo bien que había hecho en buscarlo y en jamás perder mi esperanza de encontrarlo...todos, todos los días.... y yo, que nunca había vivido algo así... creí absolutamente todo...
Varias semanas pasaron así... varias semanas de felicidad plena...Hasta hoy....