martes, 12 de agosto de 2008

ENCUENTRO (11º Capítulo)

Paso a contarles..... (esto pasó hace ya varias semanas, quizás varios meses...)
Resulta que un día me desperté como con ganas.... sí, con ganas de respirar profundamente, con ganas de sonreír sin parar un instante... Y así, aprovechando mis ganas, sin pensarlo ni un segundo más y sin ponerme siquiera mis lentes, me fui a buscar mi casco y mis rodilleras y emprendí mi preciada búsqueda.
Di tantas vueltas carneros, que ni se imaginan... y les aseguro que no me cansé para nada...es que eran tantas mis ganas, mi euforia, mi adrenalina.... que la verdad ni sentí esas vueltas.... cuando de repente... veo aquello...
Siiii, ahí estaba, otra vez frente a mi ( en verdad estaba de espaldas a mi) así que empecé a dar vueltas y vueltas sin para un segundo... cuanta emoción!!!! Yo sabía que lo iba a ver...si que sabía!!! Por algo me había despertado de esa manera... era una señal...y que hermosa señal!!!!
En el camino me mareé un poco, se me acalambró un brazo, me picaba la espalda, me torcí un tobillo y hasta me di cuenta de que tenía caspa... pero no importaba nada de nada... ahí estaba eso que yo tanto buscaba y no podía dejarlo escapar otra vez....
Así que seguí y seguí y seguí, sin parar, sin sentir nada más que esa emoción encadenada a mi alma entera... ‘ Ayyyy esta vez lo alcanzo!!!’ .- me dije ‘ Esta vez no se me escapa!!!! ’
No les puedo explicar las sensaciones que sentía en ese momento... pero lo voy a intentar: Fue como.... a ver...Como cuando uno es chico y está por llegar el día de tu cumpleaños y ves que a tu alrededor se van preparando las cosas para festejarlo, y salís a comprar los globos, la piñata, las golosinas para las bolsitas de regalo, el adorno de la torta, las velitas.... que se yo, como para que se imaginen un poco, una emoción así de fuerte, así de alegre, así de añorada, así....una emoción de esas que no vienen con una carga de preocupación... porque sos chico, y todo está bien, y no hay maldad y todo es pura felicidad... algo así....
Fue entonces que con esa emoción casi inexplicable llegué a donde ‘eso’estaba...lo raro fue que ‘eso’ no estaba escapando de mi ( como de costumbre) sino, que estaba quieto en un lugar... pero bueno, pensé que quizás era porque, como yo había dejado de buscarlo por un tiempo, se había aburrido de escapar y estaba esperando que de una buena vez lo alcanzara...pensé en eso... y la sonrisa que yo llevaba puesta de vestimenta en mi cara desde que había despertado, se hizo aún más grande...
Llegué.
Como les dije antes ahí estaba, de espaldas a mi...
Sin moverme mucho y tratando de hacer el menor ruido posible ( pues tenía miedo que me engañara y empezara a correr en cuanto yo me acercara), estiré mi brazo y lo toqué....
En mis manos sentí un calor inmenso, se sentía bien confortante...ese calor se apoderó de todo mi ser, pero no era un calor de verano misionero, era un calor bien agradable, como ese calor de un abrazo de amistad...
No podía verlo, pero estaba segura de que era lo que yo buscaba, así que sin soltar esa ansiedad que llevaba, saqué mi mano y le pedí que me mirara...
No obtuve respuestas...solo me alcanzó, así sin mirarme, una especie de tela y un papel.... y yo lo tomé
Cuando miré el papel, leí ( con una letra poco entendible) algo así como ‘ vendate los ojos ’
Y yo, que no podía dejar pasar este momento, a pesar del miedo que de repente se apoderó de mi.... me los vendé....
Lo que vino después fue escalofriante.... pero el escalofrío lindo....el escalofrío de la felicidad total....
No se que hizo conmigo.... pero si se lo que sentí....
Me sentí plena... llena de alegría, de tranquilidad... sentía que estaba en un lugar que jamás en mi vida había estado...esos lugares que los pisas y sabes que fueron hechos para vos... fue algo mágico....algo inexplicable... sólo se que me sentía viva, libre y sobre todas las cosas feliz....
Dicen que la felicidad solo dura meros instantes... que son más los momentos tristes o duros o difíciles que los momentos de alegría... yo siempre dije que si a mi vida la pudiera poner en una balanza, se inclinaría sin dudarlo para el lado de la tristeza... pero esta vez, sabía con firmeza que no!! Esta vez la balanza estaba toda inclinada para el lado de la felicidad....
Repito, no se que me hizo...pero así pasó.
Desde aquel día, y hasta hoy, solo conocí el bienestar.... siempre con mis ojos vendados, pero con ‘eso’ que yo tanto buscaba al lado mío...
Me enseñó a confiar nuevamente, me mostró que es bueno decir lo que uno siente, lo que uno piensa, que no hay que callar más...
Aprendí lo hermosos de poder contar con alguien que te comprende y que te quiere así como sos, que no te juzga ni por tu apariencia ni por tu manera de pensar las cosas....
Todos los días me hablaba sin hablar... me hablaba con el lenguaje de la amistad, el lenguaje de lo fraternal, hasta con el lenguaje del amor....
Todos los días me hacía notar cuanto me quería y lo bien que había hecho en buscarlo y en jamás perder mi esperanza de encontrarlo...todos, todos los días.... y yo, que nunca había vivido algo así... creí absolutamente todo...
Varias semanas pasaron así... varias semanas de felicidad plena...Hasta hoy....

4 comentarios:

Sebasmiler dijo...

Uno busca algo que lo saque de la mediocridad y superficialidad que nos caracteriza, y a veces idealiza y entonces sucede que nunca encuentra lo que quiere...
Pero cuando te dejas llevar encontras que todo fluye, aunque sea calmadamente el rio avanza y uno nada en ese espejo que nos muestra una carita de feliz cumpleaños. Mierda, leyendote me acorde de cuanto extraño ser chico y poder creer en la gente.

Me dieron ganas de salir volando, pero hace un poco de frio y la gravedad no entiende a los deseperados. Un abrazo =.

Antonio dijo...

Salvando distancias siderales, me atrevo humildemente a comparar tu felicidad extrema como cuando voy a plazo paso y me engullo dos hamburguesas completas, un pancho con salsas varias,chucrut y una coca bien helada...y la remato con un helado dulce de leche tentación de Tionnis!...

Juan dijo...

verito
Cada dia te superas mas con los textos! Cada dia me gudtan mas y mas , estoy tan contento de haberte conocido y poder leer las cosas que pones! Es un placer tener a alguien como amigo que escriba asi de lindo

Besones de tu amigo!

Juancho!

Germanico dijo...

muy bueno el texto. Leí el anterior sobre la esperanza, sobre esa que te renovaba, y me sentí identificado porque muchas veces me dormi abrazado a la esperanza y alegre porque tenia ilusiones, sueños, y eso me alcanzaba.

Gracias por pasar por mi blog y te agrego para psar a visitarte. Saludos